Guía para acceder a derecho a paro como empleado del hogar

derecho-a-paro

Desde el año 2022, los empleados del hogar tienen derecho a paro en España.

Ha costado años de reivindicaciones. Finalmente, los empleados del hogar tienen derecho a paro.

El año 2022 figurará en la historia laboral española como el año en el cual los trabajadores del hogar consiguieron este hito.

Fue el Real Decreto Ley 16/2022, de 6 de septiembre, para la mejora de las condiciones de trabajo y de Seguridad Social de las personas trabajadoras al servicio del hogar, la primera ley española que reconocía el derecho a paro para los empleados del hogar.

Te explicamos qué dice la legislación española acerca del paro de los empleados del hogar y cómo este colectivo consiguió este derecho.

¿Qué dice la Ley que reconoce el derecho a paro de los empleados del hogar?

Los cambios principales que para los trabajadores del hogar y las familias tiene esta ley son los siguientes:

  • A partir del 1 de octubre del 2022, los empleados del hogar tienen derecho a cobrar paro o prestación por desempleo
  • Esto supone que tanto los trabajadores del hogar como las familias que los han contratado (sus empleadores) comienzan desde ese mes (octubre del 2022) a cotizar por estos conceptos.
  • Además, las familias tienen otra cuota extra que abonar: el Fondo de Garantía Salarial. Este concepto que ya se paga en el Régimen General de la Seguridad Social (donde se encuentran la mayoría de los trabajadores en España) pretende garantizar los cobros mínimos en caso de que el pagador (la familia) se declare insolvente, es decir que no pueda hacer frente a los pagos acordados con su trabajador.

¿Qué requisitos para cobrar el paro tienen las empleadas del hogar?

Para que un empleado de hogar pueda tener paro o lo que es lo mismo, pueda acceder a la prestación por desempleo, debe cumplir estos requisitos:

  • Estar afiliado o dado de alta en la Seguridad Social. Es decir, contar con una situación regularizada
  • Haber cotizado, como mínimo, 360 días (es decir, un año) dentro de los 6 años anteriores al momento en el que se pide el paro o desempleo.
  • Estar en disposición de encontrar un trabajo de forma activa.
  • Estar inscrito como demandante de empleo en el servicio público de empleo competente en la zona
  • No haber cumplido la edad de jubilación que corresponda

En todo caso, ten en cuenta lo siguiente: tendrás derecho a paro si el trabajo finaliza por un motivo ajeno a ti, es decir, porque la familia, por la razón que sea, ya no necesita tu ayuda y te despide. Si por el contrario, tú eres quién solicita la baja voluntaria, no tendrás derecho a cobrar prestación por desempleo. Funciona de la misma forma en el Régimen General de la Seguridad Social.

¿Cómo deben pedir el paro las empleadas del hogar?

Si quieres pedir el paro como empleado o empleada del hogar, puedes hacerlo por ti mismo o puedes contar con personas o representantes que te ayuden. Si la familia que te contrató, lo hizo a través de una empresa de cuidadores y ayuda a domicilio como es Bonadea, es posible que ellos mismos te faciliten la documentación.

De lo contrario, ten en cuenta lo siguiente.

Dónde pedir el paro para los empleados del hogar

Tienes varias formas de solicitar el subsidio por desempleo como empleado del hogar:

  • De forma electrónica, a través de la sede electrónica del Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE).. Puede ser la forma más fácil, pero tendrás que certificado digital, DNI electrónico o cl@ve.
  • En la oficina de prestaciones. Seguramente tendrás que solicitar cita previa. Puedes hacerlo en la página del SEPE.
  • En oficinas de registro público.
  • Por correo administrativo.

Documentación para pedir el paro como empleada del hogar

Tendrás que presentar esta documentación para pedir el paro:

  • Identificación de quien solicita el paro. Es decir, DNI o pasaporte (españoles) o certificado de registro de ciudadano de la UE y pasaporte o documento identificativo en su país de origen (para ciudadanos de la Unión Europea) o NIE y pasaporte ciudadanos de fuera de la Unión Europea).
  • Si los hijos o hijas que conviven contigo aparecen en la solicitud, también sus documentos identificativos.
  • Un documento bancario en el que aparezca el número de cuenta del solicitante en el cual se quiera desee la prestación.
  • Modelo oficial de solicitud
  • Libro de familia, certificación del Registro Civil de nacimiento o de familia. Las personas que no tengan nacionalidad española deben presentar un documento similar. Se requerirá traducción al español.
  • Certificado de la empresa (de la familia en ese caso). En este se debe corroborar que la persona que solicita el subsidio ha trabajado los últimos seis meses. Desde la administración se insta a que este paso se haga de forma telemática a través de su web.

Plazos para solicitar el desempleo como empleado del hogar

Tienes que presentar la solicitud del subsidio en los siguientes 15 días hábiles después de tu último día de trabajo. Si estabas en otro país, en los siguientes 15 días hábiles de tu regreso a España.

Si presentas la petición del subsidio fuera de este plazo, sigues teniendo derecho a que tu petición sea registrada, pero se hará desde la fecha en la que lo solicitaste y no tendrás derecho a todos los días que te corresponderían si lo hubieras hecho en el plazo indicado. Por cada día que te retrases o sobrepases de esos 15 días, recibirás un día menos de subsidio. Es decir, perderás tantos días de prestación como la diferencia entre el último día de plazo y la fecha en la que realmente lo solicitaste.

¿Cuánto voy a cobrar de paro si soy empleado del hogar?

La cuantía de la prestación por desempleo para los empleados del hogar se calcula de la siguiente forma:

  • Se tienen en cuenta las cantidades de las bases de cotización de los últimos 180 días trabajados, es decir, de los últimos 6 meses
  • Sin contar con las retribuciones de las horas extraordinarias

Además, las cantidades que recibas como empleado del hogar en paro serán diferentes durante los meses que cobres el desempleo. Durante los primeros 6 meses de prestación se recibirás el 70% de la base reguladora. Después, el 50%.

¿Cómo puedo saber cuál es mi base de cotización como empleado de hogar?

Para saber cuánto vas a cobrar de paro es necesario que sepas cuál es tu base de cotización, puesto que la cuantía de la prestación depende de esta cantidad (base de cotización) y no directamente del salario que has cobrado.

El salario que has estado percibiendo está relacionado con la base de cotización. Pero son conceptos diferentes.

Base de cotización Salario

En el Régimen Especial de Empleados de Hogar, existen unas tablas de cotización que marcan unas cantidades o “bases de cotización” para cada tramo de salario. Depende del tramo en el que se encuentra el salario bruto que cobras, se asigna una base de cotización, es decir, una cantidad. La base de cotización es similar al salario, pero puede estar por encima o por debajo.

Estas tablas de cotización afectan a cosas importantes como el paro.

Lo que tú cobres de paro depende de esa cantidad (base de cotización). También lo que has pagado como cotización a la Seguridad Social en el momento en el que has trabajado, también dependía de la base de cotización.

Si has guardado tus nóminas, verás que allí aparece la base de cotización.

De lo contrario, si no tienes a mano estos documentos, puedes mirar aquí las tablas y bases de cotización del año 2023 para los empleados del hogar (enlace).

¿Desde cuánto tienen derecho a paro los empleados del hogar?

Los inicios: Régimen Especial de Empleados del Hogar

Los empleados del hogar tienen derecho a paro en España desde el año 2022. Pero no siempre ha sido así.

La regulación de los trabajadores del hogar en España comienza oficialmente en el año 2011 con el Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar. También llamada de manera extraoficial “Ley de los empleados del Hogar”.

Aunque posteriormente ha habido reclamos contra esta Ley por no incluir el derecho al desempleo, la realidad es que en su momento marcó un precedente importantísimo para el colectivo de los empleados del hogar, que, hasta ese momento, se veían desamparados dada la falta de iniciativas que permitieran la contratación “sencilla” para las familias.

Esta ley concedió derechos y obligaciones fundamentales a los trabajadores del hogar como derecho a la cotización por desempleo, baja por enfermedad, maternidad, entre otros.

También facilitó el proceso de contratación a las familias, a las cuales, también tenían bonificaciones por la contratación de trabajadores en el hogar.

Durante los 11 años que han pasado hasta la aprobación de la ley que reconoce el paro, multitud de trabajadores del hogar han podido regularizar su situación y conseguir un trabajo estable, dentro de un marco legal más seguro (al menos, mucho más que antes).

Conoce más acerca de esto en:

Régimen Especial de Empleados del hogar

La evolución: Cómo se consigue el paro para los empleados del hogar en España

Diferentes organizaciones internacionales ya habían manifestado su opinión algo desfavorable por esta primera ley, puesto que no igualaba las condiciones de trabajo de los empleados del hogar con el resto de trabajadores.

De hecho, la propia ley del año 2011 ya hablaba de “ciertas carencias” a nivel protector que debían de ser evaluadas. Hay que tener en cuenta que la Ley de los empleados de hogar, da vida al Régimen Especial de Empleados de Hogar. Es decir, que en su propio nombre ya indica que habrá distinciones y adaptaciones a unas situaciones diferentes si las comparamos con el resto de relaciones laborales.

Otras situaciones han sacado a la luz la desprotección de los empleados del hogar, como el Covid-19, donde se aprobó una ayuda especial para todos aquellos trabajadores del hogar que habían sido despedidos por las familias y no contaban con ninguna ayuda.

Y sin duda, uno de los detonantes clave fue la ratificación del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de la necesidad de que los trabajadores del hogar en España debían cobrar la prestación por desempleo, por considerarlo discriminatorio en relación con el resto de trabajadores. La sentencia basó parte de su veredicto en una discriminación por sexo, puesto que la mayor parte son empleadas del hogar, es decir, mujeres.

El reto: contrato para que los empleados del hogar tengan paro

Pero los retos siguen siendo grandes dentro del sector de los trabajadores del hogar.

La aprobación de esta última Ley del 2022 que garantiza el derecho a prestación de los trabajadores del hogar ha elevado el importe de las cotizaciones tanto a trabajadores como a empleadores o familias. Bien es cierto que ha aplicado tales bonificaciones a las familias, que sus costes a final de mes por tener un empleado en casa se han mantenido prácticamente intactos.

Por eso, hoy, la situación general es más favorable para todas las partes, que tienen más derechos a un coste similar.

Pese a eso, seguimos encontrándonos con una realidad innegable: la inmensa mayoría de empleados del hogar no tiene contrato.

No existen datos 100% fiables acerca de qué porcentaje exacto de trabajadores del hogar están en situación irregular. Las diferentes empresas y organizaciones aportan cifras variables: desde que un tercio de los trabajadores (un 33%) no tienen contrato, hasta los que apuntan que más de la mitad de los empleados del hogar están en situación irregular.

Compromiso social Bonadea. Contra la economía sumergida

Desde nuestros inicios dejamos claro nuestro compromiso por promover las relaciones laborales legales en el sector de los empleados del hogar. Y reclamar todas aquellas situaciones injustas en las que todos salimos perdiendo.

Respetar los derechos y obligaciones de los cuidados y de los cuidadores. Velar por su seguridad y tranquilidad. Son aspectos obvios en otros sectores. ¿Por qué no en este?

¿No es realmente importante cuidar de quiénes nos cuidan? ¿Qué ayuda hay más importante que la que nos permite a estar en casa cuando somos mayores?

Valoremos su paciencia y gratitud. Valoremos nuestro futuro como sociedad.

Acabar con la economía sumergida es cosa de todos.

Conoce más acerca de nuestro compromiso social en Bonadea contra la economía sumergida.

Comparte esta noticia

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

5 × tres =

Teléfono Contacta ahora