Guía de Consejos para los cuidadores de personas mayores

10 consejos básicos para cuidadores

Cuidar a una persona mayor o una persona dependiente requiere de muchas y diferentes habilidades y conocimientos. La situación y enfermedades de las personas que acompañamos hacen que tengamos que formarnos para saber reaccionar y trabajar unas situaciones muy diferentes en cada ocasión.

Pero independientemente de los conocimientos técnicos que tengamos que aplicar en cada situación, hay aspectos comunes que, como cuidadores, tenemos que tener en cuenta y trabajar diariamente.

La empatía con las personas mayores como clave para ser buenos cuidadores

En primer lugar, como cuidadores debemos practicar algo totalmente necesario: empatía. Con el paciente y la familia (a veces a la familia le cuesta asumir que la persona ya no es quien era). Ponerse en el lugar del otro y pensar lo que el otro se puede sentir nos ayuda a pensar dos veces en muchas ocasiones qué decir o cómo actuar.

Ponerse en los zapatos de alguien no es fácil. Peor cuando hay una pérdida de autonomía o una limitación total y desajusta el día a día de la persona, debemos trabajar diariamente para tratar de hacerlo.

Las personas mayores o dependientes deben colaborar

Además, como cuidadores debemos interesarnos por que la persona se sienta cómoda en su día a día, y por tomar el tiempo que sea necesario para desarrollar las actividades con ella.

Hacer todas las actividades por ella sin dejarla participar o hacerlo más rápido de lo que la persona puede asumir, haciéndole difícil colaborar, no es el camino correcto. Aunque podamos pensar que así somos “más productivos”.

De esa forma, estamos quitándole autonomía a la persona, haciéndola más dependiente y probablemente, afectando a su estado emocional, puesto que esta persona entiende que no puede valerse por sí misma y e incluso su capacidad de decisión sobre su propia vida se está viendo limitada.

Y esto a la larga, puede tener efectos muy negativos sobre la salud mental y el estado psicológico de la persona. Recordemos que la depresión es una enfermedad muy relacionada con el envejecimiento y por la incapacidad de las personas mayores de asimilar su estado progresivo de dependencia y limitaciones.

10 consejos básicos para cuidadores

Aquí, indicamos además pautas básicas a tener en cuenta para cuidar bien a las personas con las que estamos, establecer buenas relaciones y hacer que estas personas se sientan bien:

  1. Prestar atención a sus comentarios y peticiones. Nunca ignorar lo que nos quieren expresar, incluso cuando no tenga sentido objetivo.
  2. Hablar de forma sencilla, evitando utilizar palabras o expresiones complicadas y siempre mirándola a los ojos
  3. Cuidado, hablar de forma sencilla no quiere decir que tengamos que hablarle como si fuera un niño. De hecho, hablarle como a un niño es negativo y no debemos hacerlo porque se pueden sentir infantilizados.
  4. Estimular a la persona para que hable. Es importante promover su historia de vida. Promover que la persona recuerde todo lo que ha vivido y exprese sus sentimientos. Interesarse por la vida de la persona por lo que ha hecho y conseguido. Recordemos que las personas son una fuente inmensa de sabiduría y podemos aprender mucho de ellas. Esto, nutre a ambas personas; a la persona que es escuchada porque le hace sentirse valiosa, y a la persona que escucha, porque aprende otras cosas y perspectivas.
  5. Pese a ello, es necesario ser prudentes. No es aconsejable intentar indagar en la historia de vida de una persona el primer día que la conocemos. Esas conversaciones deben surgir de forma natural, cuando ya exista una conexión entre las personas. De hecho, debemos evitar charlas en las que se sientan presionados
  6. Sonreír y hacer que sonría.
  7. Nunca critiques a la persona ni la ningunees. Tampoco debemos hacerle ver que es una carga
  8. No debemos exigirle u obligarle a hacer ciertas actividades.
  9. En la realización de las actividades que realicemos, incluida la higiene personal, y las movilizaciones o traslados, es siempre muy positivo explicar a la persona antes cómo vamos a hacerlo y durante la actividad, ir explicándole cómo vamos completando los pasos y lo que viene a continuación. Es una forma de hacerlos sentirse más seguros.
  10. Estimular a la persona con imágenes, música y cosas que le gusten y le reconforten, que le hagan seguir sintiéndose valido y capaz.

 

 

Comparte esta noticia

Comentarios

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

diecinueve + diecinueve =

Teléfono Contacta ahora