¿Qué hacer con los picores en el cuerpo en personas mayores?

picores en personas mayores

“¡Cómo me pica!”

Es una frase que comúnmente todos hemos dicho alguna vez, y en el caso de las personas mayores es más frecuente de lo que creemos.

Antes de plantearnos qué hacer o cómo gestionar el picor deberemos conocer la causa, reconocer si es un picor común o si es algo más importante y qué remedios podemos hacer desde casa para evitarlo o que no vaya a más.

Causas comunes de picores en el cuerpo en personas mayores

Las causas más comunes de picores en el cuerpo en personas mayores pueden ser variadas.

En primer lugar, existen alergias a alimentos como la leche, el cacahuete, el huevo o el pescado que sean las causantes de este picor. También alergias ambientales al polen, ácaros u hogos o por picaduras de mosquito. Ocasionalmente pueden aparecer picores en el cuerpo en personas mayores debido a alergias a determinados fármacos.

Por otro lado, algunas patologías dermatológicas como eccemas, dermatitis, enfermedades de la conjuntiva, ojo seco, psoriasis, herpes o varicela… también ocasionan picores frecuentemente.

Otras enfermedades internas también cursan con picores, como pasa en el caso de la insuficiencia renal, diabetes, anemia, problemas de tiroides o incluso cáncer. También en enfermedades del sistema nervioso como la esclerosis múltiple.

En otros ámbitos, como en trastornos psiquiátricos podemos encontrar picores, como en episodios de ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo o depresión.

Síntomas relacionados con el picor de piel en personas mayores

Síntomas relacionadosEl picor en la piel en personas mayores puede aparecer en zonas pequeñas del cuerpo, como codos, brazos, pies o el cuero cabelludo. También puede aparecer por todo el cuerpo.

Los síntomas que acompañan al picor en la piel pueden variar. De hecho, puede ser que únicamente aparezca una zona enrojecida delimitada y nada más. Si el picor viene acompañado de otros síntomas podemos observar piel inflamada, manchas escamosas o ásperas, piel seca o con grietas, bultos, manchas o incluso ampollas.

Diferencias entre un picor común y un picor preocupante

Todos hemos sufrido picores comunes, puntualmente empieza a picar una zona del cuerpo y en ocasiones no podemos evitar rascarnos. Generalmente estos picores se pasan en unos momentos o cuando lo aliviamos rascándonos levemente.

Si estos picores se mantienen en el tiempo, son más fuertes y generan malestar, es cuando debemos considerarlos como picores preocupantes. Como mencionábamos anteriormente, estos picores pueden estar debidos a una patología determinada o alergia, por lo que es imprescindible visitar al médico para averiguar la causa y su tratamiento.

En el caso de picores preocupantes derivados de una patología, deberemos observar y tener supervisada a la persona que presenta el picor, para evitar arañados, roces o incluso heridas que se puedan infectar y causar más complicaciones.

Ante estas situaciones, ese esencial que todos los miembros del entorno de la persona mayor conozcan esta circunstancia y estén alerta frente a estos picores, su evolución, y el comportamiento del usuario o persona mayor frente a estos. En este sentido, recuerda que la figura del cuidador de personas mayores por horas ayuda a supervisar y acompañar a la persona.

¿Cómo tratar los picores en el cuerpo en personas mayores?

Generalmente hablaremos de dos posibles tratamientos, dependiendo si es un picor común o si es un picor relacionado con una patología más severa. En el primer caso, podemos utilizar remedios caseros que ayudarán a aliviar los picores en el cuerpo en personas mayores. En el otro caso, un facultativo médico deberá ser el encargado de ofrecer un tratamiento ajustado a la persona.

Remedios caseros para aliviar el picor de piel en personas mayores

Generalmente los picores en el cuerpo en personas mayores se pueden tratar con una rutina de cuidado, limpieza e hidratación de la piel a diario. Generalmente se aconseja que la piel esté bien hidratada, con cremas hidratantes que ayuden a reforzar la firmeza de la piel y se evitan las descamaciones y la piel seca. Ten en cuenta estos 5 consejos en el día a día para aliviar el picor de piel en personas mayores.

  • Remedios caseros para aliviar el picorUsar cremas, lociones o geles calmantes y refrescantes para la piel es una buena forma de mantener la piel hidratada y evitar el picor.
  • Aplicar ungüentos derivados de plantas como el aloe vera o el mentol pueden ayudar a disminuir la sensación de picor, produciendo un efecto refrescante.
  • También ayuda al picor mantener la piel fresca con ayuda de un paño húmedo o con geles de hielo, aplicándolo con mucho cuidado en la zona del picor.
  • Aceites como el de romero ayuda contra los picores de la piel. Además, gracias a su aroma ayuda con un efecto relajante mientras se masajea la piel con él.
  • También se suele recomendar el vinagre de manzana o incluso el aceite de oliva.

Consejos médicos cuando una persona mayor tiene picores

Consejos médicosSi el picor es constante y no se calma, es importante acudir al médico. Si el picor persiste durante más de dos semanas, produce brotes, o si va acompañado de hinchazón o llagas también es vital acudir al médico.

Además, si la localización del picor no es exacta, es decir, el picor afecta a todo el cuerpo también es aconsejable ir al médico para saber qué produce esa reacción.

Ocasionalmente el médico podrá plantear un tratamiento con cremas con corticoides, medicamentos orales o incluso fototerapia. Todo dependerá del origen del picor y del tratamiento que el médico crea más oportuno.

Prevención: cómo evitar el picor de piel en personas mayores

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Los médicos especializados en el cuido de la piel, es decir, los dermatólogos, aconsejan siempre cuidar la piel, mantenerla hidratada y protegerla de agresiones externas, como el frío extremo o el sol.

La primera pauta para el cuidado de la piel es la prevención. Por ello, para todos quienes no han sufrido nunca picores, es conveniente mantener una buena hidratación, especialmente en mayores de 65 años, donde la piel aumenta su sequedad. Es aconsejable aplicar crema hidratante en todo el cuerpo.

Además, existen algunas pautas verdaderamente útiles que podemos introducir en nuestro día a día, para disminuir la aparición de picores en el cuerpo en personas mayores.

Conforme pasan los años las personas mayores cada vez beben menos agua y en ocasiones pierden el apetito y comen de manera poco equilibrada. Los alimentos también afectan directamente a la salud de la piel, por lo que es aconsejable una dieta equilibrada y saludable.

El aseo es imprescindible para mantener un buen estado de salud de la piel. Para secar la piel de personas mayores lo haremos haciendo toques suaves, sin ejercer presión ni arrastrar la toalla sobre la piel.

Finalmente, otras pautas para reducir la aparición de picores en la piel es evitar la exposición al sol y el uso de colonias fuertes o cremas o geles no hipoalergénicos.

Conclusiones sobre los picores en el cuerpo en personas mayores

La parte más importante para evitar picores en el cuerpo en personas mayores es la prevención. En casos en que los picores sean puntuales y comunes, deberemos mantener hidratada la zona y evitar que se rasque con mucha fuerza. Si es un picor más complejo siempre hay que derivar al médico y comentar con él los cambios que observamos. El médico valorará las causas del picor y dará un tratamiento adecuado para tratar esos picores y su causa.

La piel en las personas mayores sufre debido a múltiples aspectos, entre ellos la deshidratación, la dificultad para cicatrizar, la palidez…por lo que es muy propensa a presentar picores, descamación o rojeces.

Todo ello implica que se debe primar el cuidado de la piel como uno de nuestros órganos más importantes del cuerpo, por lo que es primordial el cuidado, la hidratación constante, y tomar hábitos saludables como beber suficiente agua y llevar una alimentación equilibrada.

Comparte esta noticia

Comentarios

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • La piel de los mayores tiende a secarse con mayor facilidad, mi abuela en cuanto se rasca un poco le salen escamas y heridas. hay que cuidar mucho su piel

    Responder
    • Hola María. La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y debemos cuidarlo muy bien puesto que nos protege de elementos externos. Afortunadamente, como sociedad cada vez estamos más concienciados a cuidarnos la piel, protegernos con cremas solares de factor protector alto, entre otros. Hacer que ciertas acciones como la aplicación de crema, forme parte de su rutina y ritual diario de autocuidado os puede servir como aliciente. Por supuesto, que si la irritación es mayor o la afección es superior, no dudéis en contactar con un especialista. Saludos,

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

12 − ocho =

Teléfono Contacta ahora