La desorientación en ancianos por infección de orina

La desorientación en ancianos por infección de orina es algo que preocupa y que es bastante común. Todos podemos sufrir una infección de orina, pero las personas mayores son más vulnerables a sufrirlas y no sólo eso, si no que sus consecuencias son más notables, entre ellas la desorientación. En este artículo comentamos qué es una infección de orina, cómo puede generar desorientación y lo más importante: cómo prevenirla.

Entendiendo la desorientación en ancianos

La desorientación en mayores es un cuadro muy común durante las urgencias hospitalarias y de forma posterior. Además, es un signo de alerta que afecta a la familia de la persona mayor que lo sufre, produciendo preocupación.

En ocasiones la desorientación transitoria puede confundirse con otras patologías más severas, lo que hace que la familia se preocupe y genere mayor confusión.

Por estos motivos la desorientación en personas mayores es una de las patologías más relacionadas con el envejecimiento y con la afectación en su entorno social y familiar.

¿Qué es la desorientación temporal en ancianos?

La desorientación en personas mayores se denomina médicamente como síndrome confusional agudo. Generalmente se observa en personas mayores que presentan de repente conductas alteradas, distintas a su día a día, cambios significativos en su actividad motriz, incluso con aparición de delirios o alucinaciones.

La desorientación es una manifestación frecuente en el anciano, con elevadas tasas en personas institucionalizadas. Esta desorientación genera discapacidad funcional y se caracteriza por un cambio drástico de su estado mental, además que se observa desatención en sus tareas cotidianas.

Principales causas de la desorientación en ancianos

Las principales causas de la desorientación en personas mayores son las infecciones, sobre todo respiratorias o urinarias. Aunque también se dan casos de desorientación causadas por medicamentos, patologías o en personas mayores institucionalizadas que cambian sus rutinas de forma abrupta.

La desorientación en anciano se manifiesta de diferentes formas, como la alteración de la atención y conciencia, dificultades en la memoria, orientación, lenguaje y percepción que no se puede explicar con una enfermedad o patología preexistente.

La conexión entre la infección de orina y desorientación

Como hemos visto, una de las causas de desorientación en ancianos puede ser la infección de orina. Al producirse una infección en el trato urinario, se pueden observar cambios fisiológicos y conductuales en la persona que la sufre.

Cuando los profesionales evalúan la desorientación deben tener en cuenta varios aspectos, entre ellos su causa. En la exploración física deben aparecer signos que evidencien que la alteración en la orientación se debe a una afección o unas afecciones concretas, entre ellas la infección de orina. Y ahí está la conexión entre desorientación e infección de orina.

Una infección de orina es una de las causas más frecuentes que provoca desorientación en personas mayores.

¿Cómo puede una infección de orina causar desorientación?

Como hemos visto, una infección de orina se considera como una de las causas que pueden generar desorientación en las personas mayores.

Una infección urinaria se suele producir por la existencia de bacterias. Esto hace que se active la respuesta inmunitaria, en ocasiones debilidad en las personas mayores. Cuando se produce una infección el cuerpo tiende a defenderse y el cerebro y el sistema nervioso central cambia su química para luchar contra ella. Estos cambios producen alteraciones en la conducta, desorientación, malestar…

¿Es la desorientación en ancianos por infección de orina más frecuente de lo que se piensa?

Desde luego que sí. Como hemos comentado, las infecciones de orina son afecciones muy comunes en las personas mayores. En personas mayores institucionalizadas aparece la infección de orina entre un 20 y un 50% de los casos, algo muy llamativo.

Además, se calcula que, entre las mujeres mayores de 65 años, alrededor del 20-25% presenta infección de orina en el medio ambulatorio y más de un 50% en las mujeres mayores de 80 años.

Concluyendo: siendo la infección de orina una de las afecciones más comunes y la desorientación uno de sus síntomas con más aparición, sí, la desorientación en ancianos por infección de orina es muy frecuente.

Identificando una infección de orina en ancianos: signos y síntomas

El tracto urinario de las personas mayores es más vulnerable y propenso a padecer infecciones, por lo que son infecciones comunes. La infección de orina es una de las infecciones más comunes y causa de consulta médica.

Cuando una persona mayor sufre una infección de orina podemos ver cambios significativos tanto físicos como conductuales.

En muchas ocasiones las personas que se dan cuenta de que algo está ocurriendo es la persona cuidadora de la persona, la que cambia su pañal, acompaña al baño o supervisa su higiene. Estos cuidadores de personas mayores son importantísimos para que ante los primeros signos de alarma se pueda tener un tratamiento rápido y efectivo.

Síntomas físicos comunes de la infección de orina en ancianos

Antes de llegar al diagnóstico oficial de la infección de orina, es bueno saber reconocer algunos síntomas físicos comunes en la infección de orina en mayores. Entre ellos, encontramos:

  • La necesidad de ir al baño constantemente
  • Dolor al orinar
  • Cambios de color en la orina
  • Fiebre
  • Bajadas de tensión
  • Escalofríos.
  • Y cómo no, la desorientación a causa de la infección de orina

¿Cómo sabemos que el mayor está desorientado? Puede presentar:

  • Confusión
  • Desorientación espacial repentina
  • Pérdida de apetito
  • Aumento de la somnolencia
  • Alteración del ánimo
  • O incluso delirios o alucinaciones.

Los primeros síntomas podrían reflejar otras patologías, pero si los unimos a los síntomas de la desorientación, es cuando podemos pensar en que se trata de una infección de orina. En todo caso, siempre es necesario realizar un cultivo de la orina para descartar otras enfermedades y confirmar la sospecha.

Diferenciando entre infección de orina y otras causas de desorientación en ancianos

Como hemos comentado anteriormente una infección de orina puede producir desorientación, pero no siempre es la causa de la presencia de desorientación en personas mayores.

Existen otras causas que generan desorientación, como los cambios de rutina repentinos como internamientos hospitalarios o residenciales. Cuando una persona pasa de estar es su domicilio a un centro institucionalizado, o al revés, cuando le dan el alta en el hospital y puede volver a casa.

Además, puede aparecer desorientación por cambios en la medicación o que la propia medicación desoriente a la persona.

En el caso concreto en que la infección de orina produzca desorientación se ve acompañada de otros síntomas fisiológicos, cambios que en otras causas no aparecen.

Prevención y tratamiento de la desorientación en ancianos por infección de orina

A continuación, explicamos ciertas estrategias que podemos seguir para evitar la aparición de infecciones de orina en personas mayores, y evitar así la desorientación producida por esta.

Estrategias para prevenir la infección de orina en personas mayores

Lo ideal, como en muchas otras ocasiones es la prevención, evitar que aparezca la infección, “más vale prevenir que curar”.

Consejo 1. El aseo personal para prevenir la infección de orina.

Una de las claves en la prevención de las infecciones de orina en personas mayores es la limpieza o higiene personal.

Tanto si la persona mayor puede asearse por si sola, siempre y cuando comienza a tener cierto nivel de dependencia, es bueno supervisar que se está haciendo correctamente.

Cuando el aseo se tiene que hacer en la cama, a veces puede ser complicado si es un familiar sin experiencia en cuidados quien lo realiza. Es por ello, importantísimo saber cómo bañar a una persona mayor en la cama.

Consejo 2. Mejorar la alimentación

Cada vez se conocen más los diversos beneficios de algunos alimentos. En el caso de las infecciones de orina podemos tener en cuenta el arándano. Este fruto, en jarabe o en otros formatos, ayuda a la prevención de las infecciones del tracto urinario, gracias a un componente ácido que también se encuentra en la naranja, el mango o la piña. 

Consejo 3. Estilo de vida para evitar infecciones de orina

Si la persona presenta infecciones de orina recurrentes, deberá cambiar su estilo de vida, beber más agua, perder peso, programar las micciones en una rutina diaria e incluso comenzar un tratamiento médico.

Consejo 4. Trabajar el suelo pélvico para evitar infecciones de orina

Uno de los avances que vamos conociendo poco a poco para la mejora del tracto urinario son los ejercicios de suelo pélvico, muy interesante sobre todo en el caso de las mujeres para evitar incontinencia.

Consejos para cuidadores y familiares

Ya lo hemos comentado, las infecciones de orina son muy frecuentes en las personas mayores. Debemos tener en cuenta cuáles son los síntomas de alerta que nos avisan de que la infección de orina se está produciendo.

Si observamos que la persona cambia bruscamente de conducta y se une a un cambio en la orina, o en la frecuencia en la que acude al baño, debemos comunicarlo al médico para que así pueda hacer un cultivo de la orina.

En muchas ocasiones las personas mayores que presentan incontinencia son portadoras de pañal durante todo el día. En este sentido, repetimos: una buena higiene es básica. Se recomienda siempre que se cambie el pañal 3 ó 4 veces al día o siempre que sea necesario. Además, es bueno que de forma recurrente se realice un aseo completo de la persona en sus partes íntimas.

Generalmente la desorientación por infección de orina suele ser reversible, y aunque, en ocasiones, puede durar días o semanas, es importante mantener la calma y apoyar a la persona que la sufre.

Debido a nuestro día a día en ocasiones no podemos mantener el nivel de atención personal que nos gustaría, por lo que podemos confiar en profesionales que mantengan a la persona atendida y segura mientras este proceso se va mitigando. Para estos casos tienen un papel primordial los cuidadores internos para personas mayores, que acompañan a diario a la persona y la mantienen atendida.

Comparte esta noticia

Comentarios

4 Comentarios. Dejar nuevo

  • Muy buena información. Lo que afecte esto a los abuelos y lo poco que se sabe…es muy importante tener informacion para poder actuar y tambien evitar algun susto.

    Responder
    • Equipo Bonadea
      octubre 5, 2023 1:10 pm

      Gracias por tu comentario Rocío. Efectivamente, es algo que se desconoce y sin embargo, puede resultar muy útil conocer bien los efectos y cómo evitarlo. No dudes en seguir participando en nuestra comunidad, seguiremos publicando recomendaciones de forma recurrente.

      Responder
  • en las residencias se ven mucho las infecciones de orina. afecta mucho a los abuelitos.

    Responder
    • Equipo Bonadea
      octubre 30, 2023 3:50 pm

      Exacto Maria Rosa. Es algo muy común en las personas mayores en todos los ámbitos o lugares. Es necesario saber diagnosticarlas y tratarlas a tiempo. Gracias por comentar!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

18 + 8 =

Teléfono Contacta ahora